Ruta de Denia a Calpe

Los vinos de la Marina Alta
noviembre 10, 2017

DE DENIA A CALPE: RUTA POR LA FACHADA MARÍTIMA DE LA MARINA ALTA


Esta ruta permite descubrir uno de los tramos de costa más bellos de la Costa de la Comunidad Valenciana, el que va desde el Puerto de Dénia hasta el Peñón de Ifach. La ruta pasa por el Cabo de San Antonio, el Cabo de la Nao, las Morres de Benitachell (agrestes acantilados sólo interrumpidos por pequeñísimas calas) y Cabo de Almoraira, y todo esto atravesando dos parques naturales, el de Montogó y el del Peñón de Ifach.

Esta ruta, que nos muestra el bravío litoral de la Marina Alta, se puede hacer en automóvil, a bordo de una embarcación (lo cual amplía la ruta desde tierra firme pues permite el acceso al interior de cuevas tan bonitas como la Cova dels Orguens), a pie (por etapas) o en bicicleta.

El itinerario empieza en DENIA (Dénia), que es la capital de la comarca de MARINA ALTA.

Esta ciudad ofrece de todo al visitante: historia, patrimonio arquitectónico, valor ecológico (varias playas galardonadas con bandera azul y con el Parque Natural del Montagó que comparte con Jávea), una amplia oferta gastronómica (basada en el arroz a la banda y en los pescados y mariscos), una densa actividad comercial, puerto con conexión a las Islas Baleares  (sobretodo con Ibiza), puerto deportivo, campo de golf, etc.

De Denia cogeremos la carretera que conduce a JÁVEA (Xàbia). La carretera discurre por el parque natural de MONTAGÓ, que es la atalaya más espectacular de todo el litoral valenciano ya que se alza a más de 750 m. sobre el nivel del mar muy cerca de la costa. Vale la pena subir hasta la cima pues si el cielo está despejado podremos contemplar una magnífica visita de las tierras alicantinas, el Golfo de Valencia e incluso la isla de IBIZA al final del horizonte.

La siguiente parada es el faro del CABO de SAN ANTONIO (Cap de Sant Antoni). La panorámica también es espectacular pues este faro se halla 160 m. sobre el nivel del mar, con el añadido que estos acantilados poseen una verticalidad absoluta.

Del cabo de San Antonio bajaremos hasta casco urbano de Jávea, no sin antes fijarnos en los molinos de viento situados en las inmediaciones del precipicio. Los once Molinos de viento de la Plana,  uno del siglo XIV y el resto del XVIII, son de forma cilíndrica, de unos 7 metros de altura y un diámetro de más de 6 metros. Hoy están en desuso y sin aspas. Su función era moler trigo aprovechando la energía eólica que movía las aspas.

RUTA
Ya en Jávea podemos disfrutar de su peculiar arquitectura (grandes rejas curvas de hierro forjado) y los portalones y balcones enmarcados con la piedra “tosca”. La tosca es una piedra porosa, color miel, que destaca sobre el blanco de las fachadas y las contraventanas de madera. Esta piedra es singular y se encuentra en España, Italia y Brasil. La cantera de Jávea ya era usada durante la dominación del Imperio Romano en estas costas para ennoblecer las fachadas en la construcción de edificios.

Desde Jávea nos dirigiremos a CABO de la NAO (Cap de la Nau). Este cabo se halla a unos 120 m. de altitud, es el punto peninsular de la Comunidad Valenciana situado más al este, y en él se halla un faro de primera categoría que desempeña un papel primordial para navegantes. Justo debajo de tan espectacular cabo se ubica la COVA DELS ORGUENS, una cueva accesible únicamente por mar, y donde se puede entrar incluso con embarcaciones.  

La siguiente parada es CABO DE ALMORAIRA (Punta d’Almoraira), que pone final a las MORRAS de BENITACHELL (Morres de Benitatxell), una sucesión de abruptos acantilados. Otra vez, la panorámica es magnífica.

Al sur de Punta d’Almoraira encontramos el municipio de MORAIRA, uno de los más cotizados en Alicante entre los extranjeros residentes procedentes de los países del norte y centro de Europa.

Una carretera sinuosa, pero muy recomendable por sus paisajes, une Moraira con CALPE (Calp) en dirección sur. No podemos hablar de Calpe sin hablar del PEÑÓN DE IFAC (Penyal d’Ifach), el accidente geográfico más relevante de todo el litoral de la Comunidad Valenciana y verdadero símbolo turístico de la Costa Blanca.

El gran peñón surge junto a la línea costera, de la que está unido por un estrecho istmo de arena, ahora urbanizado en gran parte. Acceder a la cima, situada a 332 m. de altura, no es difícil pues existe una senda peatonal, compensa pues se domina gran parte del litoral de la Marina Alta y Baja.